Category

Uncategorized

Detente, Observa y Sigue

“Cuando el agradecimiento genera oportunidades.”

Diana Arreola TorresMtro. Psicopedagogía

Existe “algo” que internamente los seres humanos estamos constantemente buscando, en cada detalle, momento, trabajo, relación etc… que incluso nos lleva a tolerar situaciones incómodas o dolorosas para tener el regalo de la Paz y la Felicidad. En este camino estamos todos juntos la manera de percibir el bienestar y la felicidad depende de cada uno de nosotros.

¿Cuál es la conexión entre la Felicidad y el Agradecimiento? Para muchos podrá resultar sencillo ya que cuando estar feliz eres agradecido, les invito a reflexionar lo siguiente ¿Es realmente la gente feliz la que está agradecida? Creo que todos a nuestro alrededor conocemos a un buen numero de personas que tienen “todo” lo estereotipadamente necesario para ser felices y no son felices, porque quieren algo más ó más de lo mismo… hay personas que sufren muchas desgracias incluso situaciones que de tan solo pensar nos eriza la piel y que son profundamente felices, que incluso contagian felicidad y ¿por qué? porque se sienten agradecidas. Así que no es la felicidad la que nos hace agradecidos, es el agradecimiento lo que nos hace ser felices.

Hoy en día ¿Qué entendemos por gratitud? y ¿Cómo funciona? Cuando nos damos cuenta de que cada momento espontáneo de la vida es un regalo, no lo has comprado, no le has pagado a alguien para que suceda, simplemente esta “ahí”, incluso no podemos asegurar que otro momento así llegará es parte de la incertidumbre de la vida, sin embargo, eso es lo más valioso.

Cada momento llega con una oportunidad, y ésta es el regalo metafóricamente “escondido” dentro de cada regalo, en mi particular punto de vista aquí esta una gran clave para vivir con paz y felicidad. ¿Podremos estar agradecidos de cada momento en nuestras vidas? Ciertamente NO, no podemos estar agradecidos por la violencia, la guerra, la corrupción, la explotación… incluso a nivel personal es difícil agradecer por la pérdida de un amigo, infidelidad, opresión etc…

Las oportunidades no siempre son fáciles de observar, vivir de prisa definitivamente nos aleja de apreciar lo valioso de lo cotidiano.  Se nos dijo que el camino hacia la paz es la “paciencia” y esta no es una carrera de velocidad pareciera ser incluso un maratón. Defender un punto de vista, una situación injusta, aprender a sufrir y mantenerse en pie todas esas oportunidades nos son dadas, quienes aprovechan esas oportunidades son aquellos a quienes admiramos, nos inspiran y trascienden. Siempre tenemos otra oportunidad en camino, esa es la maravillosa riqueza de la vida.

Detente, Observa y Sigue, es el método que nos plantea el Doctor David Steindl-Rast en su afamado libro Gratefulness (1984) para saber encontrar la riqueza de cada momento en nuestra vida y llegar al agradecimiento.

Tenemos que Detenernos para en realidad lograr quietud, disfrutar del silencio y construir señales de ALTO en nuestras vidas que nos alienten a agradecer y sorprendernos por los pequeños lujos que vivimos. Una vez que lograste detenerte lo siguiente es Observar, hazlo con todos tus sentidos, abre tus ojos y toma conciencia de ese momento. Cuando abrimos nuestros corazones a las oportunidades éstas nos invitan a hacer algo y esto es lo tercero, Seguir.

Seguir aprovechando la experiencia previa y ser creativos.

Detenernos, Observar y Seguir es definitivamente una semilla potente que puede cambiar nuestras vidas de una manera importante, porque si eres agradecido no eres temeroso, si no tienes miedo no eres violento, disfrutas las diferencias entre las personas y eres respetuoso con el mundo. El agradecimiento actúa con un sentido de suficiencia que estás dispuesto a compartir y no con una sensación de escasez.

Espero esta reflexión te ayude a llevar a cabo estos 3 sencillos pasos y puedas hacer conciencia del regalo que tienes DIARIO frente a ti y a los tuyos.

Elaborado por:
Diana Arreola Torres
Mtro. Psicopedagogía