Skip to main content
Category

General

Educar para elegir

“Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.”

Mahatma Gandhi

La libertad que hoy en día vivimos hombres y mujeres para poder elegir a un gobernante, es una libertad que nos responsabiliza del futuro que queremos para nosotros y los nuestros. La congruencia es un elemento sustancial que hoy por hoy todos los ciudadanos buscamos y pedimos a los futuros líderes del país, por lo tanto, es elemental y crucial formar nuestro sistema familiar con esta base.

Enseñar a elegir a nuestros hijos les proporcionará la suficiente autodeterminación y autonomía para saber como conducirse por la vida. No debemos dejar de lado que para poder elegir también hay que decidir. Muchas veces se elige pero no se decide. Es muy común ver en los jóvenes que eligen algo, y a los cinco minutos, quieren otra cosa, eligen pero no deciden. Si bien es lógico este comportamiento a ciertas edades, sería bueno que poco a poco podamos ir inculcando el hábito de la decisión en cada elección que hacen, no solo en el ámbito de la escuela, sino también en cualquier otro ámbito, comenzando por el del hogar.

Enseñando a elegir y a decidir correctamente, estamos al mismo tiempo inculcando responsabilidad. Es precisamente este valor el que nos recuerda que la “responsabilidad” no es únicamente responder ante uno mismo. Para tener la capacidad de responder tenemos antes que aprender a escuchar, obedecer y respetar a los demás.

Por todo esto es muy importante que tomemos conciencia de la necesidad de defender y de hacer hincapié en estos cuatro conceptos, que muchas veces surgen de nuestra boca sin tomar en cuenta lo que realmente significan: libertad, elección, decisión y responsabilidad.

Tener libertad de elección supone afrontar, tarde o temprano, una decisión con todas las responsabilidades que ella supone. Trabajemos en unidad para que nuestros jóvenes aprendan a elegir y decidir responsablemente para que puedan, de esta manera, forjar su futuro lleno de éxitos.

Arreola, D. (2010) Educar para Elegir.

Cuando caer bien es una obsesión

Quienes sienten ansiosa necesidad de ser aceptados, frecuentemente caen en el error de adornar su propio ser buscando causar una impresión favorable en los demás. Lo anterior refleja la inseguridad del individuo, la cual requiere de simple esfuerzo para superarla; nosotros como padres podemos ayudarla a dar un primer paso.

Podemos estar de acuerdo con lo siguiente: como parte del desarrollo personal, es razonable y positivo que uno se plantee hacer cosas para gustar a los demás. No obstante, son muchas las personas que, aun entendiendo como trascendental la opinión que suscitan en los demás, no saben ganarse afecto, consideración y simpatía de los seres que les rodean.

El problema toma dimensiones mayores cuando este tipo de individuos pretenden seducir a sus semejantes para obtener amor, reconocimiento, ayuda o respeto, lanzando al entorno una especie de señuelo esperando una respuesta, la cual no siempre es la esperada y en su lugar hay indiferencia o, peor aún, desprecio. Entonces se atribuye el fracaso a la incomprensión del otro o a su escasa sensibilidad para apreciar las virtudes de la persona en cuestión.

Lo indicado es aprender a medir la intensidad de nuestras propias actitudes con respecto a la interacción con los demás, para no parecer entrometido o manipulador, o por el contrario, ser calificado de orgulloso y arrogante cuando se ha tomado la decisión de mostrarse discreto en extremo, pues lo único que se hace es disimular la inseguridad.
Quien trata de conseguir el respeto de los demás poniéndose siempre en primera línea de acción para mostrar su capacidad e inteligencia, corre el riesgo de convertirse en un gran tirano que sólo obtendrá seres sometidos o enemistades.

Educar en la Autoaceptación es clave para el desarrollo de una personalidad saludable. Está comprobado que personas que se muestran espontáneas y relajadas crean a su alrededor una aureola de admiración, respeto y cariño, sin imitar comportamientos.

Detengámonos a reflexionar con nuestros hijos los siguientes rasgos de nuestra personalidad:

Actitud ante la vida: El pesimismo, desconfianza, intolerancia, autosuficiencia o egocentrismo no sólo no gustan a nadie, sino que no conviene albergarlas en nuestro interior. Es imprescindible revisar nuestro estado de ánimo y controlar nuestros sentimientos y emociones, para que no interfieran en las relaciones con los demás.

Tolerancia: Para caer bien no hay nada mejor que querer a los demás, escucharles, respetar sus emociones y situarse en su lugar. Es importante aprender a escuchar a la otra persona para que se sienta acompañada y comprendida.

Seguridad: Mostrarnos seguros de lo que hacemos, por ejemplo, al utilizar tono de voz adecuado y firme o al mirar a la cara a la persona que nos estamos dirigiendo.

Tomar Riesgos: Preguntemos lo que no sabemos, sin miedo a hacer el ridículo o a pasar por ignorantes; así, ayudamos a que los demás se sientan importantes y útiles.

La manera más sencilla de triunfar en todos los aspectos es convertirnos en personas más abiertas, tolerantes e interesadas por lo que ocurre a los demás. Tomemos en cuenta que la máxima satisfacción de una persona es mirarse hacia dentro y sentirse bien, conforme con su manera de ser, de pensar y de comportarse, lo demás viene por añadidura.

Es importante analizar en familia que es difícil ser un individuo querido y apreciado por todos, reconocido como sincero, positivo, genuino, alegre, comunicativo y sensible; pero podemos ser muy estimados por quienes nos rodean sin que nuestra personalidad reúna estas características tan cercanas a la excelencia.

Olga Silvia (2012) Utopias y Realidades Universales: Salud y Medicinas. México.: Recuperado de http://www.saludymedicinas.com.mx

¡Vive Vasconcelos Conmigo!

Disfrutar juntos un día en Vasconcelos, ese fue la idea de festejar a los Papas, se realizó un día de talleres, deportes y convivencia, para celebrar el día del Padre.
Los papás tuvieron oportunidad de participar en talleres de arte, deportes, literatura, juegos digitales y armado de Robots acompañados de sus hijos, con la idea de que conozcan cómo se vive la experiencia de ser Vasconcelos

¡Vive Vasconcelos Conmigo!

Disfrutar juntos un día en Vasconcelos, ese fue la idea de festejar a los Papas, se realizó un día de talleres, deportes y convivencia, para celebrar el día del Padre.
Los papás tuvieron oportunidad de participar en talleres de arte, deportes, literatura, juegos digitales y armado de Robots acompañados de sus hijos, con la idea de que conozcan cómo se vive la experiencia de ser Vasconcelos

Programas

En Vasconcelos apoyamos los programas que resulten en beneficio de nuestros alumnos/as por tal motivo y con mucho gusto asistimos a la presentación del nuevo sistema municipal de protección de los derechos de las niñas,niños y adolescentes.

Los alumnos que participaron en este evento son alumnos preocupados porque en Vasconcelos se de una sana convivencia entre todos y se vivan los Valores de nuestra institución. Respeto, Responsabilidad y Honestidad.

Programas

En Vasconcelos apoyamos los programas que resulten en beneficio de nuestros alumnos/as por tal motivo y con mucho gusto asistimos a la presentación del nuevo sistema municipal de protección de los derechos de las niñas,niños y adolescentes.

Los alumnos que participaron en este evento son alumnos preocupados porque en Vasconcelos se de una sana convivencia entre todos y se vivan los Valores de nuestra institución. Respeto, Responsabilidad y Honestidad.

Firefighters review

In order to promote students’ English oral production and creativity within a fun environment so as to reinforce academic contents, the kids of 2nd. grade set up a short-play having a firefighter station as a context.

The activity turned out to be really entertaining for the children. Besides, collaborative work was promoted during the creation of their own setting decoirs, customes and accessories.

Reseña obra de bomberos

Buscando desarrollar la producción oral en inglés y la creatividad de los alumnos en un ambiente divertido con el fin de reforzar aprendizajes, los chicos de segundo de primaria prepararon una mini obra de teatro en el contexto de una estación de bomberos.

La actividad resultó entretenida ya que además trabajaron de manera colaborativa en la creación de sus propias escenografías, vestuarios y demás accesorios.

Festejo día del Niño

En Vasconcelos valoramos y centramos todo nuestro trabajo, amor, alegría y compromiso en los alumnos. Este año organizamos una aventura dentro de la Institución que resulto en un día INCREIBLE

El día del niño, nuestros alumnos disfrutaron de una celebración especial, ya que se preparó un día de retos, variadas dinámicas y juegos. Resultó muy emocionante, ya que se instalaron diferentes estaciones, con actividades para realizar en equipos: botellas con aros, juegos de globos, tirolesa, pecho tierra, etc.

Cada uno de los niños, desde preescolar a primaria, encontró sus propias motivaciones para encarar retos, en esta experiencia que resultó desafiante y lúdica.

De esta manera, la fiesta fue un sinfín de risas, de alegría y de compartir, ya que fue una especie de rally, no competitivo, porque el propósito central fue la convivencia, para relacionarse, tener tiempo de recreación y fomentar su autoestima, amistad, integración y pertenencia.

Al final, se sirvió un refrigerio, en un clima de diversión…

Festejo Día del Niño

En Vasconcelos valoramos y centramos todo nuestro trabajo, amor, alegría y compromiso en los alumnos. Este año organizamos una aventura dentro de la Institución que resulto en un día INCREIBLE

El día del niño, nuestros alumnos disfrutaron de una celebración especial, ya que se preparó un día de retos, variadas dinámicas y juegos. Resultó muy emocionante, ya que se instalaron diferentes estaciones, con actividades para realizar en equipos: botellas con aros, juegos de globos, tirolesa, pecho tierra, etc.

Cada uno de los niños, desde preescolar a primaria, encontró sus propias motivaciones para encarar retos, en esta experiencia que resultó desafiante y lúdica.

De esta manera, la fiesta fue un sinfín de risas, de alegría y de compartir, ya que fue una especie de rally, no competitivo, porque el propósito central fue la convivencia, para relacionarse, tener tiempo de recreación y fomentar su autoestima, amistad, integración y pertenencia.

Al final, se sirvió un refrigerio, en un clima de diversión…