Publicado por & archivado en Bienestar Integral.

Existen tres cosas en la vida que se van y no regresan jamás: las palabras, el tiempo y las oportunidades.

Anónimo

Un nuevo año comienza ya, y con él llegan 365 oportunidades que tenemos que aprovechar día con día. No todas las oportunidades serán grandiosas y emocionantes, algunas vendrán con retos para dejarnos una de las pruebas más duras que nos da la vida: CRECER.

El crecimiento de una persona es, sin duda, una de las tareas más difíciles que tiene el simple hecho de vivir.

Los comienzos suelen ser motivantes, rápidos, a veces inesperados, llenos de energía y constancia, pero en ocasiones toda esa energía que teníamos en un principio se disipa porque perdemos de vista nuestro objetivo, y sin darnos cuenta, esa felicidad y esperanza que soñábamos alcanzar se vuelve total y completamente inalcanzable.

 

¿Ya tienes tus objetivos claros para este año?, ¿Identificaste ya los posibles obstáculos que puedas tener?, ¿Está dentro de ellos amarte y conocerte más día con día? Si es así… ¡Felicidades! Si todavía estás pensándolo te invito a fijarte una meta en la que aparezcas TÚ en primer lugar, por ejemplo: Si tienes algún compañero con el que te cuesta trabajo relacionarte, toma un tiempo para pensar en tus “habilidades sociales” para poderte relacionar mejor, si quieres mejorar tu promedio en una materia revisa tu constancia para estudiar específicamente aquello que te cuesta trabajo, si tienes algunas dudas sobre como manejar tus emociones de manera más inteligente, recurre a tus padres ellos seguramente tendrán la manera más efectiva de orientarte.

Los medios de comunicación y redes sociales seguramente hoy te han bombardeado de información sobre crisis, terrorismo y otros tantos temas que hoy tal vez no te tocaba conocer a tan temprana edad, pero ¿Qué crees? todos los adultos que están hoy a tu alrededor nos estamos encargando de hacer que el futuro de nuestra sociedad crezca a partir de Valores, y de eso y otras cosas más hoy eres el Gran Protagonista. Eres el Protagonista de tu propia vida y de contagiar optimismo a los demás, porque ni el gobierno ni tus padres ni nadie más serán los responsables de manejar TU barco hacia donde tú quieras. Es por eso que en este año tienes 365 oportunidades para crecer, para decidir siempre por el respeto, justicia, amor, lealtad, honestidad, orden y sobretodo paz.

 

Decía Galileo Galilei que “La mayor sabiduría que existe, es conocerse a uno mismo”. Conoce tus miedos, alegrías, tristezas, conviértete en un experto de tus fragilidades así como de tus competencias, con la finalidad de dirigirte siempre seguro y fuerte ante la vida. Cuando conozcas a alguien que necesite de tu ayuda, aporta SIEMPRE lo mejor de ti, verás como esos simples recuerdos en días de

incertidumbre y tristeza, te harán levantarte desde un lugar que tu mismo creaste de bienestar para ti y tu mente.

Haz que cada segundo de este 2017 cuente para que así al final de este año puedas agradecer todos los beneficios que tuvo el arriesgar por antes de conocer y amar a otra persona, conocerte y amarte primero a ti, verás que todo lo demás se volverá simple, alcanzable y fácil de lograr.

Publicado por & archivado en General.

En Vasconcelos creemos que con un esfuerzo conjunto y unión, podemos lograr mucho más de lo que haría cada uno por cuenta propia. Cada uno de los grados elaboró alguno de los elementos decorativos que adornan nuestra institución; caramelos, paletas, estrellas, esferas y copos de nieve, además de darnos un mensaje de buenos deseos para esta época del año.

Es así, que nos preparamos para una gran celebración  …  nuestro tradicional Festival de Navidad. Hemos dado inicio a esta gran fiesta de alegría y espíritu navideño con la decoración de nuestra escuela y el encendido del Arbolito de Navidad.

Encender el Arbolito de Navidad  tiene un sentido especial para Vasconcelos. Desde el año pasado hemos establecido como una tradición, elegir a un alumno que represente el espíritu de la institución a través de su desempeño, actuar y ejemplo de los valores de Respeto, Responsabilidad y Honestidad.

Este año, el espíritu Vasconcelos es representado por Cristina Barrientos Camarillo, quien tuvo el honor de colocar la estrella en la punta del Arbolito y compartir con nosotros su sentir como representante de la comunidad Vasconcelos.

Les extendemos a invitación para celebrar con nosotros esta época especial del año cuando recordamos el significado de amor, paz y hermandad … regalos que llenan el corazón de alegría y esperanza.

Publicado por & archivado en Bienestar Integral.

Soltar duele. No hacerlo… suele doler más.

Dalai Lama

 

Por naturaleza los seres humanos tendemos a establecer lazos y dependencias a personas y cosas. Lo anterior muchas veces nos genera el ya famoso “miedo a la pérdida” que tiene como consecuencia una dependencia que nos limita y deja minus válidos emocionalmente. El apego es un estado emocional de vinculación compulsiva a una cosa o a una persona. Se compone de dos elementos, uno positivo y otro

negativo. El elemento positivo es la emoción que se genera al conseguir aquello que deseamos. El Negativo es cuando se desarrolla la sensación de amenaza y tensión que te induce a un desorden emocional y te roba la paz.

Pues bien, ¿Cómo darnos cuenta de que estamos en un estado de apego? Las personas que no han desarrollado la madurez ó inteligencia emocional adecuada tendrán, sin duda, dificultades para tolerar el sufrimiento en ellos mismos, la frustración y la sensación de incertidumbre. Muchas veces por tratar de evitar el sufrimiento desarrollamos “apego” a personas ó situaciones de la vida, de tal forma que de manera muy inconsciente incrementamos el nivel de sufrimiento que nos llevará a fortalecer dicha situación.

El autor de la Teoría del Apego John Bowlby (1907-1990), la define como “Una manera de enterrarse en vida” y nos muestra la gran diferencia entre: “Desarrollar Apego” y “Desarrollar Vínculos”. Cuando desarrollamos vínculos, aludimos a la posibilidad de generar una relación y conexión emocional saludable, en cambio, cuando desarrollamos apego, nuestra visión del otro se ve afectada cuando generamos una dependencia que no nos permite crecer como individuos. La persona con dependencia emocional necesita al otro para disfrutar (Sayers, 2002).

Es increíble que en nuestra sociedad cada vez tendemos a desarrollar apego a objetos materiales que nos generan una felicidad “momentánea”. A partir de estos momentos comenzamos a desarrollar y construir nuestra felicidad, reduciéndola a esto… a simples momentos. A lo anterior que la idea del consumismo está cada vez más latente entre nosotros como padres e hijos. Queremos y consumimos más para generarnos pequeños momentos de felicidad que desagraciadamente cada vez son de menor calidad e incluso desechables. A continuación les dejo una lista sobre: ¿Cómo darnos cuenta si actualmente poseemos una situación de vida con tendencias al “apego”?

  • Su felicidad se centra en una sola persona. No disfruta de otra cosa que no sea estar con quien ama o aprecia.
  • Su alegría depende de cómo le tratan los demás y de lo que piensen de ellos.
  • Evitan a toda costar llevar la contraria para evitar enfrentamientos, le invade el temor a molestar o a ser rechazado.
  • Antepone el deseo de otros al suyo. Solo se siente bien consigo mismo si se siente querido. Si no hay alguien a quien querer, se siente vacío, sin amor propio.
  • Solo se siente bien consigo mismo si se siente querido. Si no hay alguien a quien querer, se siente vacío, sin amor propio.
  • Cae fácilmente en chantajes emocionales.
  • Sacrifica su felicidad para dársela a otros.
  • No tiene la fortaleza de cortar un contacto porque tampoco siente que tiene la capacidad de salir adelante sin esa persona a la que quiere.

Diciembre ya llegó y con él el cierre de un año con metas ya cumplidas y otras tantas por concluir. Los invito a “soltar” todo aquello que nos estorba y no nos deja fluir como individuos, con todo lo valioso que hoy somos y tenemos. Este mes siempre llega con una gran oportunidad y un regalo, el regalo de compartir. Regala a los demás la posibilidad de conocerte aún más, regala el valor del altruismo, regala el don de la felicidad. Compartamos y hagamos crecer en familia nuestros valores, y si es necesario, hagamos una y otra vez nuestra jerarquía para conducirnos en la sociedad cada vez más íntegros y completos.

Revisa tu sistema de creencias y quédate con la que te motive a ser siempre una mejor persona.

El dolor te sucede, el sufrimiento lo decides.

Mahatma Gandhi

Elaborado por:

Diana Arreola Torres

Publicado por & archivado en Informes.

Vasconcelos nuevamente se hizo presente en un Modelo de Debate de Naciones Unidas, al participar en la 6ta. Edición del MUN organizado por el Colegio Bosques de Querétaro.

El pasado viernes 4 de noviembre y sábado 5, con un contingente de 36 delegados, 15 alumnos de primaria y 21 de secundaria; participamos en un total de 8 comités con 16 temas a discutir.

Los tópicos seleccionados forman parte de la agenda oficial de las Naciones Unidas, entre los cuales se encuentran los siguientes:

Metas para el desarrollo sustentable de las naciones.

El VIH/SIDA en niños

Ataques organizados a instalaciones médicas y educativas durante conflictos armados.

La venta y uso ilegal de drogas.

Los alumnos de nuestra delegación que obtuvieron reconocimiento fueron:

Emiliano Arellano y Enrique Torres -Mejor postura oficial

Ana Paula Gomez Figueroa -Delegada de mucha utilidad para el debate

Olivia Dolan, Valentina Marín y Enrique Torres -Promotores de la paz

Natalia Gallardo -Excelencia como delegada por su preparación previa y desempeño durante el debate.

Con este proyecto académico, seguimos desarrollado y fortaleciendo habilidades de investigación, análisis y síntesis de información, expresión oral tanto en español como en inglés;  y no menos importantes, la autoconfianza, responsabilidad, trabajo colaborativo y compañerismo.

Es muy grato ver que nuestros alumnos disfrutaron de este evento que se convierte en una experiencia de vida.

¿Listos para el próximo?

Publicado por & archivado en Bienestar Integral.

Hablar de la muerte con tus hijos

Hablar de la muerte a los hijos es una tarea que la mayoría de los padres de familia tenemos que afrontar. Nos invaden preguntas como: ¿Cómo le explicamos lo que ha sucedido? ¿Puede llegar a entender qué es la muerte? ¿Es mejor contar o no contar? ¿Qué hacer si nos pregunta? ¿Es diferente la vivencia de la muerte si el niño tiene 5 años o si tiene 10? ¿Puede un niño estar en duelo? ¿Cómo le puedo ayudar? ¿Necesita una ayuda especial? ¿Es bueno que nos vea tristes? ¿Tenemos que evitarle lo sucedido?.

Hoy en día, en nuestra sociedad occidental, hablar de la muerte es casi “de mal gusto”. Evitamos de muchas formas y por todos los medios mirar de frente a este hecho natural de la vida. Se tapa, se oculta y se aleja, como si morir fuera en realidad una equivocación o un error que no tiene por qué pasar o pasarnos (de momento).

Hoy en día al niño se le aleja lo más posible de la presencia real de la muerte. Por un lado, procuramos que “sepa” lo menos posible, así que, si pregunta, es posible que cambiemos de conversación, cambiemos de tema ó respondamos con evasivas.

Lo que hoy en día es una realidad es que todos “Alejamos la muerte porque a todos los seres humanos nos inquieta y nos angustia enfrentarnos a ella”.
Existen 4 Concepto Claves acerca de la muerte que todos debemos de comprender:

  • La muerte es Universal, todos los seres humanos mueren.
  • La muerte es irreversible. Cuando morimos no podemos volver a estar vivos nunca.
  • Todas las funciones vitales terminan completamente en el momento de la muerte. Cuando morimos el cuerpo ya no funciona
  • ¿Por qué nos morimos? Toda muerte tiene un porqué.

¿Cómo podemos comunicar la muerte de un ser querido?

Hay que transmitir al niño ó adolescente lo antes posible la noticia de la muerte del ser querido y siempre por medio de una persona que sienta cercana y en la que confíe, a ser posible sus propios padres.
Ninguna explicación que se le dé al niño o al adolescente sobre la muerte de su familia tiene por qué darse “de golpe”. Podemos ir haciéndolo poco a poco y completándola siempre con las preguntas, dudas y observaciones que él mismo quiera hacer.

Los niños y los adolescentes deben saber siempre la verdad sobre lo sucedido, pero esta verdad se abordará en función de la capacidad emocional y cognitiva que el niño posea para poder comprenderla e integrarla.
Hay que explicar la muerte en términos reales, atendiendo fundamentalmente a lo que tiene de irreversible, definitiva y final de las funciones vitales. Los niños necesitan conocer la parte física y real del fallecimiento de una persona. Podemos apoyarnos en ejemplos de la naturaleza que el propio niño haya visto (un pájaro muerto, un ratón, etc.).

Es importante compartir nuestras creencias religiosas y espirituales con los niños, pero no sin antes haber dado una explicación física de la muerte.

¿Qué es el duelo?

El duelo es el proceso emocional que atraviesa una persona tras sufrir algún tipo de pérdida. Debemos comprender que es un proceso normal y dinámico. La intensidad y duración del duelo depende de muchos factores: tipo de muerte (esperada o repentina, apacible o violenta), la intensidad del vínculo con el fallecido, el tipo de relación con la persona perdida (dependencia, conflictos, ambivalencia), la edad, etc.
¿Cómo acompañar a los niños y adolescentes en proceso de duelo?

La mejor forma de ayudar a un niño en duelo es ofrecer, en primer lugar, contención y acompañamiento a las personas responsables del menor, porque ellas son en realidad quienes posteriormente van a contener y acompañar al niño en su dolor.

  • Ofrecer al menor compañía y protección familiar.
  • Restablecer cuanto antes su vida cotidiana.
  • Favorecer que el menor pueda hablar y expresar lo que piensa, duda y siente sobre lo sucedido
  • Conocer aquellas claves necesarias para explicar al niño y adolescente la muerte de un ser querido y ayudarle en su duelo
  • Utilizar algunas herramientas útiles para ayudar al menor en la elaboración de su duelo.

Para mayor información visita la página:
www.fundación.org

Explicame que ha pasado, Guía para ayudar a los adultos a hablar de la muerte y el duelo con los niños.
Proyecto: Aprendiendo a Vivir explicando el Morir.

Fuente:
Bowlby J. (1983). La pérdida afectiva.Tristeza y depresión. Buenos aires: Editorial Paidós.

Tizón J. (2004). Pérdida, pena, duelo. Vivencias, investigación y asistencia. Barcelona: Fundación Vidal i Barraquer y Ediciones Paidós Ibérica, S.A.

Elaborado por:
Diana Arreola Torres

Publicado por & archivado en General, Informes.

Al ser una escuela multicultural, celebramos tanto halloween como día de muertos.

El 31 de octubre los alumnos de preescolar fueron a pedir dulces (trick or treat) a la Fábrica La Aurora, después a Geek Coffee a disfrutar los dulces y una parada a tomar agua.
Para los alumnos de primaria y secundaria además de los disfraces hubo una casa de los sustos.

Nuestra ofrenda en el centro fue al Lic. José Vasconcelos de quien nuestra institución lleva el nombre.

Y en la Institución el altar a personajes del proyecto de lectura , hubo también lectura de calaveras y así concluimos felices de ser una familia dos días de tradiciones.

Publicado por & archivado en General.

​Inicio con gran éxito el proyecto de lectura de este ciclo escolar, los alumnos estan entusiasmados con los libros seleccionados y las actividades que vamos a realizar dentro de este programa.

Publicado por & archivado en Bienestar Integral.

Todo hombre debe decidir si caminará a la luz del altruismo creativo o en la obscuridad del egoísmo destructivo

Martin Luther King

Como padres constantemente nos cuestionamos la manera de desarrollar en nuestros hijos conductas que les permitan ser exitosos en sus relaciones sociales, afectivas, escolares etc… Sin embargo el mundo y la globalización que hoy vivimos nos exigen ser más “humanos”, es decir, acercarnos y tener interés por el otro.

Desarrollar a “Niños Altruistas” es hoy una tarea que debemos de tener todas las familias mexicanas. Para tener una mejor comprensión de lo anterior les muestro la definición de Conducta Altruista.

Conducta Altruista: se utiliza para designar una acción que beneficia a otros y que, además, se realiza con la intención de beneficiarlos, sin buscar ningún tipo de provecho personal, directo o indirecto, es decir, con una motivación de carácter desinteresado.

Seguramente después de leer lo anterior caemos en la cuenta de que en diversas ocasiones hemos tenido conductas de este tipo, sobretodo al final del año en donde tenemos que comenzar a desprendernos y despedirnos de pertenencias.

La mercadotécnica nos orienta a “dar y recibir” pero, es aquí en donde les quiero invitar a reflexionar lo siguiente: ¿Tenemos en nuestra jerarquía de valores familiares el valor del Altruismo?, ¿Constantemente alentamos a nuestros hijos a
tener actitudes Altruistas?, ¿Conocemos hoy la sensibilidad que se requiere para poder desarrollar este valor en nosotros?.

Pues bien… si el Altruismo hoy forma parte de sus vidas, ¡Felicidades! y para los que no, les invito a conocer algunos de los muchos beneficios que hoy tiene desarrollar esto en sus hijos. El Altruismo genera niños con mas habilidades para:

  • Tener empatía y compasión con los demás
  • Compartir
  • Reducir niveles de agresividad y ansiedad
  • Mejorar conductas de apego
  • Formar relaciones sociales saludables
  • Desarrollar Creatividad

  • Combatir la depresión

Un estudio de Zahn-Waxler y colaboradores (1979), con niños de 2 a 5 años, mostró que las madres de niños menos altruistas utilizaban métodos correctivos con restricción física, por ejemplo: cuando su hijo le causaba daño a otro niño las madres simplemente le apartaban del otro sin explicaciones. Mientras que las mamás de los niños con una mayor conducta altruista explicaban afectivamente lo que había sucedido y lo conectaban con una emoción. Este tipo de explicaciones favorecen la comprensión entre su acción y el sufrimiento del otro, de igual forma promueven el desarrollo de la empatía.

Por lo tanto los invito a negociar las soluciones de los problemas con sus hijos conectando siempre las emociones. El formarnos todos como sociedad Altruista nos dará la oportunidad de regresar un poco a nuestras bases de sociedad “humana” que tanto estamos perdiendo con el uso de la tecnología.

Un lugar como San Miguel de Allende nos permite tener una gran riqueza multicultural que pocos lugares de México ofrecen, aprovechemos esta oportunidad que tenemos para abrirnos a los sentimientos y vincularnos con
diferentes culturas.

Bibliografía Etxebarria, I. (1999). Desarrollo del altruismo y la agresión. En F. López, I. Etxebarria, M. J. Fuentes y M. J. Ortiz (Coor.), Desarrollo afectivo y social (pp. 211-230). Madrid: Pirámide.

Elaborado por: Diana Arreola Torres

Publicado por & archivado en Bienestar Integral.

“Nada es verdad ni es mentira, todo depende del cristal con que se mira”.

William Shakespeare

La educación y formación de nuestros hijos es un reto constate que todos los padres de familia afrontamos día con día. Se requieren de habilidades, estrategias y valores para ayudarlos a hacer frente a las diferentes situaciones que se irán encontrando a lo lago de sus vidas. Es necesario que como personas nos conozcamos a profundidad para actuar de manera congruente en todo momento. Para introducir el tema de las Mentiras como parte del desarrollo normal en los niños, es necesario conocer el significado conceptual de la palabra.

  • Mentira: para la Real Academia Española (2001) consiste en la manifestación contraria a lo que se dice, hace, cree ó piensa.

Según el diccionario de psicología (1985), mentir es expresar lo contrario a la verdad, aun sabiendo que no es cierto, lo cual no permite un juicio válido desde el punto de vista psicológico. Tomando en cuenta lo anterior nos podemos preguntar lo siguiente: ¿En qué momento las mentiras en nuestros hijos son parte de una mera fantasía o realidad? ¿Hasta qué punto como padres de familia podemos tolerar las mentiras? ¿Cómo poder diferenciar la intensión de las mismas? ¿Por qué mi hijo miente? etc … estas son solo algunas de las preguntas más frecuentes entre los padres de familia. Primero conoceremos los tipos de mentiras según Ekman que, a mi percepción, nos brinda una clasificación clara y precisa de los tipos de mentiras.

  • Mentira piadosa: busca el beneficio del propio autor a una tercera persona. La intención es no herir los sentimientos de otra persona.
  • Mentira imitativa: Este tipo de mentira nace de la convivencia con personas que utilizan la mentira para excusarse o como herramienta para autoprotegerse. En estos casos los niños consideran que la mentira es algo correcto y aceptable.
  • Mentira social: Suele tener lugar en conversaciones donde el niño conoce las expectativas del interlocutor y no quiere defraudarle. El niño busca complacer y “quedar bien” con el otro.
  • Mentira utilitaria: Tiene lugar cuando el niño la utiliza para conseguir algo, aún sabiendo que no está bien. Puede darse cuando no perjudica a nadie más, o puede ser que sea para posicionarse delante de otros.
  • Mentira antisocial: nace de la malicia y se encamina a satisfacer sus instintos y necesidad de defensa, puede ser inspirada por el odio, la vergüenza y los celos.
  • Mentira defensiva: se dan para evitar castigos o evitar que salga a la luz alguna acción o comportamiento incorrecto.

Y la pregunta del millón: ¿Por qué mi hijo miente? Pues bien… es fácil y complejo de entender a la vez. Los niños mienten cuando sienten que están invadiendo su intimidad, también pueden producirse mentiras para mantener distancia, cortar conversaciones ó cambiar el rumbo de la conversación. Según Moya (1993) las mentiras en las primeras etapas se definen de la siguiente manera:

3 años de edad: la mentira en los niños no es intencional, la falta de lógica les genera una incapacidad de distinguir entre lo real de lo irreal. Aun es pronto para distinguir entre imaginación, fantasía y realidad.

De los 3 a los 6 años: aparecen las “pseudomentiras”, los niños inventan relatos que incluso les divierten mucho.

Después de los 7 años: aparecen las mentiras intencionadas que provocan una distorsión de la realidad, faltando a la verdad para obtener algún beneficio. Es vital estar en constante comunicación con nuestros hijos, conocer sus intereses, sus amigos, a los padres de los amigos, su color favorito, su canción preferida etc… lo anterior nos permitirá conocer un poco más el ambiente en el que se encuentran inmersos. De esta manera podremos afianzar nuestros vínculos con ellos y evitar que utilicen recursos que se puedan volcar en su contra.

Recordemos que la honestidad es un valor que se transmite desde el hogar. Así pues, en función de lo anteriormente mencionado concluyo compartiéndoles que definitivamente las Mentiras son una Realidad ó una Fantasía dependiendo de la etapa de vida en la que se encuentren nuestros hijos.

Bibliografía Baum, H. (2003). No he dicho ninguna mentira. Barcelona: Ediciones Oniro S.A.

Elaborado por: Diana Arreola Torres