Publicado por & archivado en Bienestar Integral.

Aprendiendo a manejar las burlas

 

Los niños que son retados en clase o durante el recreo frecuentemente no quieren ir a la escuela. Desafortunadamente, las burlas pueden ocurrir en cualquier parte y es difícil prevenirlas a pesar de los esfuerzos de padres, profesores y administradores de la escuela para crear una atmósfera de cooperación (Ross, 1996). La mayoría de los niños pequeños se enfadan automáticamente si les llaman por un nombre o tratan de ridiculizarlos de alguna forma. Los padres no pueden proteger siempre a sus hijos de estas situaciones dolorosas, pero ellos pueden enseñarles estrategias útiles para ayudarles a tratar estas situaciones. Los niños pequeños que aprenden estos mecanismos a temprana edad, podrían estar mejor preparados para confrontar retos sociales y conflictos más trascendentes antes o durante la adolescencia.  

 

Es importante mencionar que no todas las burlas causan daño, las burlas durante el juego pueden ser divertidas y constructivas. Las burlas y el ser objeto de ellas pueden ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales que necesitarán cuando sean adolescentes y adultos (Ross, 1996). Las burlas juguetonas o humorísticas ocurren cuando todo el mundo se ríe, incluyendo la persona a la que se le está haciendo la burla. Al contrario, las burlas causan daño cuando incluyen ridiculizar, usar nombres ofensivos, insultar y decir o hacer cosas molestas. A diferencia de las burlas durante el juego, las burlas que causan daño pueden provocar que la persona molestada se sienta triste, herida o de mal genio. Burlas más hostiles como atormentar o acosar a la persona, podrían requerir intervención por parte de los padres, personas que cuidan a los niños, maestros o administradores de la escuela. 

 

¿Por qué los niños se burlan? 

Los niños se burlan por diferentes razones:  

  • Atención. Burlarse es una manera efectiva de recibir atención negativa y desafortunadamente, para muchos niños, recibir atención negativa es mejor que nada.

 

  • Imitación. Algunos niños modelan o imitan lo que está pasando con ellos en el hogar, actuando de la misma forma con compañeros de la escuela o del barrio. Estos son niños que pueden ser molestados por los hermanos o tienen padres agresivos o muy duros.

 

  • Sentimientos de superioridad y poder. Muchos niños burlones se sienten superiores cuando intimidan a otros, o podrían sentirse poderosos cuando la burla enfurece a otros (Olweus, 1993).

 

  • Aceptación de compañeros. No es poco común ver niños empecinados en comportarse burlonamente porque pueden percibirlo como “estar de moda”. Podría ser de ayuda para ellos sentirse parte de un grupo. La necesidad de pertenencia puede ser tan fuerte que el niño se burla de otros para ser aceptado por los niños más populares.

 

  • Mal entendiendo diferencias. La falta de entendimiento de diferencias podría ser el factor fundamental en algunas burlas. Muchos niños no están familiarizados o no entienden diferencias culturales o étnicas.

 

  • Influencia de los medios de comunicación masiva. Uno no puede discutir las razones de por qué un niño se burla sin antes reconocer la influencia poderosa de los medios de comunicación masiva. Nuestros niños están frecuentemente expuestos a burlas, comentarios derogatorios, sarcasmo y a falta de respeto en muchos de los programas de televisión dirigidos a ellos.

 

Después de toda esta información es importante que como padres tengamos a la mano estrategias para saber como lidiar con estos asuntos. 

Lo más importante es ver el problema desde el punto de vista del niño, sentarse con él y escucharlo atentamente sin juzgarlo. Dígale a su niño que describa cómo lo están molestando, dónde ocurre y quién lo está molestando. Entienda y valide los sentimientos de su niño.  

Podría ser de ayuda relatar su experiencia con las burlas cuando era niño. Las siguientes estrategias podrían ayudar:  

  • No reaccione exageradamente. Cuando los padres reaccionan con exageración, pueden influir en la reacción exagerada del niño.

 

  • Pasarle el mensaje, “Tú puedes manejarlo”.

 

  • Alentar al niño a estar con otros niños que lo hagan sentir bien y no mal.

 

Las burlas no pueden evitarse y los niños no pueden controlar lo que otros dicen; sin embargo, ellos pueden aprender a controlar sus propias reacciones. Los padres pueden enseñarles las estrategias simples enumeradas a continuación, que los fortalecerán mientras reducen sentimientos de impotencia. Cuando los niños se dan cuenta que hay estrategias efectivas que pueden utilizar en estas situaciones de burlas, sus habilidades de enfrentarlas se fortalecen. 

 

  • Hablar consigo mismo. Aliente a los niños a pensar sobre qué pueden decirse a sí mismos cuando los están burlando (Bloch, 1993). Un niño puede decirse a sí mismo, “Aunque no me guste esta burla, yo puedo manejarla”. Un niño debe preguntarse a sí mismo, “¿Es verdadera esta burla?”. Frecuentemente no lo es. Otra pregunta importante es, “¿La opinión de quién es más importante… del que está molestándome o la mía?” También es de ayuda para el niño que está siendo molestado pensar sobre sus cualidades para contrarrestar los comentarios negativos.

 

  • Ignorar. Reacciones de mal genio o llanto frecuentemente invitan a continuar las burlas; por lo tanto, generalmente es más efectivo para el niño ignorar al que lo está molestando. El niño que está siendo molestado no debe mirar ni responder al que lo está molestando. Los niños deben hacer de cuenta que el que se burla de ellos es invisible y actuar como si nada estuviera pasando. Si es posible, es recomendable alejarse del que lo está molestando. Los padres podrían intercambiar actuar el papel de “ignorar” con sus hijos y premiarlos por su excelente actuación. Debe señalarse que el ignorar podría no ser efectivo en situaciones prolongadas de burlas. 

 

  • El mensaje Yo. El “mensaje Yo” es una forma firme para que los niños expresen sus sentimientos efectivamente. Un niño expresa cómo se siente, qué le ha causado sentirse así y qué le gustaría que otros hicieran diferente. Por ejemplo, un niño podría decir, “Me siento enojado cuando te burlas de mis gafas. Me gustaría que no lo volvieras a hacer”. Esta estrategia generalmente funciona mejor cuando se expresa en una situación más estructurada y supervisada, por ejemplo, un salón de clase.

 

  • Visualización. Muchos niños responden bien a palabras visualizadas que les “rebotan”. Esto les da la imagen de no tener que aceptar o creer lo que se les dice. Esta imagen puede ser creada mostrándoles como un balón rebota en una persona. Otra visualización efectiva es que el niño simule que tiene un escudo a su alrededor que ayuda a que las burlas y malas palabras le reboten. Una vez más, esta técnica le da a los niños el mensaje de que ellos pueden rechazar estas humillaciones.

 

  • Estar de acuerdo con los hechos. Estar de acuerdo con los hechos puede ser una de las formas más fáciles de manejar un insulto o burla (Cohen-Posey, 1995). Si el que se burla dice, “Tienes muchas pecas”, el niño molestado responde, “Si, yo tengo muchísimas pecas”. Si el que se burla dice, “Eres un niño llorón”, el niño molestado puede responder, “Yo lloro fácilmente.” Estar de acuerdo con los hechos generalmente elimina el sentimiento o el deseo de esconder las pecas o las lágrimas.

 

  • Y? La respuesta “Y?” al que se burla muestra indiferencia ante la burla y le resta importancia. Los niños encuentran esta respuesta simple, pero muy efectiva.

 

Nosotros como padres podemos ayudar a nuestros hijos a entender que las burlas no se pueden prevenir y que ellos no pueden controlar lo que otros dicen. Sin embargo, pueden aprender a controlar sus propias respuestas y reacciones, lo cual hará la burla más manejable. 

Espero esta información haya sido de utilidad, no olviden que si el acoso escolar persiste ó si tu hijo presenta actitudes “fuera de lo normal” debes acudir a un especialista para una orientación más específica. 

 

Referencia: 

Berry, Joy Wilt. (1985). Let’s talk about teasing. Chicago: Children’s Press. 

Elaborado por: 

Diana Arreola Torres 

Mtro. Psicopedagogía 

Publicado por & archivado en Bienestar Integral, General.

“La imaginación exagera; la razón subestima, el sentido común modera”

Bienvenidos sean todos a este nuevo ciclo escolar 2017 – 2018 que entre llantos, prisas, madrugadas y desayunos rápidos comienza. Los niños se quedan felices y otros no tanto en las escuelas mientras que los padres de familia retomamos poco a poco nuestra rutina.
Con el inicio de este patriota mes los mexicanos nos sentimos dignos de celebrar cualquier acontecimiento que refleje nuestro espíritu nacional con la bandera tricolor. El sentimiento de “Pertenencia” que año con año nos lleva a festejar las fiestas de la Independencia de México, se vuelve cada vez un escalón más alto y difícil de pasar.
Según la filósofa Simone Weil, todo ser humano tiene la necesidad de contar con raíces, y señala que casi la totalidad de la vida moral, intelectual y espiritual de una persona se alcanza a través de los entornos de los que se ha sentido parte a lo largo de la vida. En efecto, sentirnos parte de un todo más grande, nos libera de la soledad y nos hace sentir más seguros frente a los desafíos de la vida.
Este sentimiento de pertenencia, mucho más allá del mero hecho de integrar un grupo, implica toda una identificación personal, la generación de vínculos afectivos, la adopción de normas y hábitos compartidos, y un sentimiento de solidaridad para con el resto de los miembros. De hecho, cuanto mayor es la identificación que logramos, mayor es también la tendencia a adoptar los patrones característicos del grupo.
Esta increíble fuerza cohesiva es temprana en nuestro desarrollo y suele alcanzarse desde los primeros círculos de pertenencia, como la familia, los compañeros de curso, el grupo de amigos de adolescencia, nuestro pueblo de origen, o la religión con la que nos identificamos.
En todas esas inclusiones, independientemente de su naturaleza, lo que buscamos es responder a una de las necesidades más esenciales del ser humano: reconocimiento e identidad. Por eso, cuando por algún motivo ello no ocurre o el sentimiento de identidad es débil, las personas tienden a buscar falsos grupos de pertenencia, que aparecen en su vida en forma pasajera y que no logran más que una “ilusión de reconocimiento”. Erróneamente piensan que vistiendo o hablando de una determinada forma, escuchando un tipo particular de música, o moviéndose en ciertos ambientes, van a lograr por fin un sentido de pertenencia. Sin embargo, sólo logran una especie de máscara, una identidad quebradiza e inestable, que jamás alcanza la solidez de aquella que se logra en relación con una familia o con un grupo donde los vínculos son más profundos al igual que la historia.
Me gusta imaginar a nuestra identidad como nuestro propio hogar. Un hogar donde nos sentimos tranquilos y en paz, donde no existen los miedos ni las inseguridades. Y lo mejor de todo, es que es un hogar portátil, va contigo allá donde vayas. Puedes mostrarte seguro y auténtico en cualquier situación y ante cualquier persona. Porque cuando conectas con tu esencia sabes que los juicios, la vergüenza, los pensamientos negativos, no te pertenecen.
Es por esto que te invito a generar en tu familia un círculo de lazos fuertes, en donde cada integrante se pueda sentir siempre seguro y quiera regresar en momentos difíciles de la vida. Esto sin duda no es una tarea rápida de lograr pues requiere que todos los miembros se involucren en un nivel muy íntimo, los beneficios sin duda serán para todos independientemente de la etapa de vida que estén atravesando.

Referencia:
Salszman, M. G. (2013). Identidad, subjetividad y sentido en las sociedades complejas. FLACSO Mexico.

Elaborado por:
Diana Arreola Torres
Mtro. Psicopedagogía

Publicado por & archivado en Bienestar Integral.

La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia.

Winston Churchill

En la actualidad nos enfrentamos a una variedad de modelos educativos con diferentes metodologías. Lo anterior muchas veces nos trae certezas y confusiones que como padres de familia debemos afrontar y decidir. Hoy sabemos que nuestros hijos aprenden de maneras diferentes y que por lo tanto poseen un potencial distinto.
Gracias a los avances de neurodesarrollo que hemos tenido con respecto al aprendizaje sabemos también que contamos con nuestros Trastornos del Desarrollo que hoy en día tienen un diagnóstico y por lo tanto un tratamiento.

Les quiero presentar el por así decirlo, nuevo Trastorno del Aprendizaje conocido como TANV alias: “Trastorno de Aprendizaje No Verbal”.

El Aprendizaje “NO verbal” o procedimental, es el sistema de memoria implícita que sustenta la adquisición y uso de rutinas y habilidades motrices, cognitivas e interactivas. Supone un ahorro del trabajo consciente y la atención, y facilita la fluidez de la conducta (Narbona, 2009.)

Los TANV conforman un grupo de trastornos de  aprendizaje, de etiología poco clara en la mayoría de los casos, pero se considera un síndrome neurológico como resultado de un daño o déficit funcional en las conexiones neuronales del hemisferio derecho, el cual se encarga de integrar la información procedente de las áreas sensoriales y dar una respuesta global. Por tanto, este trastorno engloba déficit primarios en la percepción táctil y visioespacial, en las habilidades de coordinación psicomotora y el procesamiento de la información no verbal (táctil, visual y perceptiva.) (Rigau-Ratera et al., 2004.)

  • Las manifestaciones neurocognitivas del este trastorno serían:
  • Dificultades para enfrentarse a situaciones nuevas.
  • Adquisición dificultosa de habilidades motrices y de percepción rápida global.
  • Dificultades en la coordinación psicomotora.
  • Buen desarrollo formal del lenguaje y del pensamiento basado en el lenguaje verbal.
  • Dificultades  visioperceptivas y de orientación espacial.
  • Disfunciones sociocognitivas.
  • Dificultades académicas.
  • Problemas comunicación no verbal.
  • Uso inadecuado de la pragmática verbal.
  • Dificultad de comprender las claves no verbales de la relación social (gestos, miradas, intencionalidad, doble sentido, ironía…).
  • Déficits en la cognición social.
  • Dificultades en lectura y escritura (lentitud de los procesos de descodificación y codificación).

Cuando se está ante una sospecha de un posible trastorno de aprendizaje no verbal, hay que llevar a cabo una exhaustiva evaluación psicopedagógica y neuropsicología que recoja el rendimiento en pruebas tanto de funcionamiento verbal como ejecutivo.
Jarque (2010), por su parte, describe que los alumnos con TANV suelen tener mal rendimiento en tareas de orientación espacial (recortar, dibujar, colorear, márgenes, estructuraciónespacial, problemas de orientación) y en tareas de lápiz y papel (caligrafía, aspectos grafomotrices, dificultades en la pragmática lingüística) pero destacan por la riqueza de vocabulario, información que acumulan y capacidad de razonamiento lógico-verbal. De esta forma, suelen destacar en lengua (por ejemplo, en ortografía), matemáticas, lengua extranjera o en ciencias cuando se les permite otros formatos que no sea sólo el escrito-visual.
Su rendimiento lingüístico-verbal es muy bueno, a diferencia de los alumnos con TDAH que suelen mostrar puntuaciones bajas y dificultades en las áreas de razonamiento lógico-matemático, comprensión escrita y oral y dificultades en lengua (ortografía, vocabulario pobre, fallos por omisión y comisión en letras y números).
TANV y el entorno Familiar
Los niños con TANV tienen respuestas conductuales muy lentas, a diferencia de los niños con TDAH que suelen caracterizarse por respuestas impulsivas y precipitadas.
Esto supone un problema en el impacto familiar ya que emplean mucho tiempo a la hora de hacer los deberes, son lentos y muestran torpeza motriz  y manual. La problemática en estos casos a la hora de hacer los deberes no sería por un problema de razonamiento, comprensión lectora, distractibilidad o de falta de concentración en la tarea como en el caso de los niños con TDAH, sino más bien a un problema procedimental y de capacidad psicomotriz y dificultad para procesar la información escrita y visual.
Los niños con TANV no suelen mostrar conductas desafiantes y/o disruptivas, imposiciones a las normas, falta de motivación y/o interés, distractibilidad… como ocurre en el caso de los niños con TDAH, pero sí muestran dificultades a la hora de establecer conductas rutinarias, secuenciales o establecimiento de hábitos y comportamientos automáticos debido a sus déficits en el aprendizaje procedimental automático (tardan más tiempo en automatizar ciertos aprendizajes y requieren de más práctica al inicio de los aprendizajes).
Es necesario establecer el Diagnóstico en manos de un profesional para saber con certeza el tipo de educación que deben recibir los niños con estas características.
Espero la información haya sido de utilidad y si conoces a alguien que tenga estas peculiaridades puedas referirle a un experto.

 

Elaborado por: 
Diana Arreola Torres 
Mtro. Psicopedagogía

Publicado por & archivado en Informes.

Los alumnos de primero de secundaria hicieron una campaña para recolectar tapas de plástico “tapatón” el entusiasmo contagio a toda la familia Vasconcelos y lograron colectar más de 50,000 tapas, que se va a donar a la Organización AMANC Guanajuato, organización que apoya y ayuda a los niños con cancér, a las tapas ellos las canjean por recursos financieros. En Vasconcelos todos estamos conscientes de que podemos hacer diferencia en el mundo.

Publicado por & archivado en General, Informes.

Ahora le toco el turno a todos los alumnos de secundaria ir a visitar el H. Congreso Legislativo del Estado de Guanajuato , tuvieron la oportunidad de trabajar en comisiones, conocer que hace un diputado y poder acercarse al trabajo legislativo, en vasconcelos procuramos que los aprendizajes no solo sean en el aula, sino también construyan experiencias sólidas . Gracias una vez más al Ing Juan José Álvarez Brunel, diputado local del distrito IX por la invitación, atención y participación con los alumnos de secundaria de Vasconcelos.

Publicado por & archivado en General, Informes.

El amor incondicional corresponde a uno de los anhelos más profundos no solo del niño, sino de todo ser humano.

Erich Fromm

Hoy en día la tarea de “Ser Madre” es sin duda una de las tareas más redituables emocionalmente, es un trabajo sin horarios, extenuante, placentero, doloroso,

vulnerable y a la vez reconfortante. Las que somos madres lo hacemos así… de manera Incondicional. La naturaleza nos enseña a defender y a proteger a nuestra descendencia, lo podemos ver con los animales en su instinto de “proteger” de día y “resguardar” de noche.

 

Este artículo está dirigido a todo aquello que creemos es “incondicional” en nuestras vidas; es por esto que te invito a preguntarte lo siguiente: ¿A qué te debes incondicionalmente?, ¿Te lo han enseñado?, ¿Existe el amor sin condiciones?, ¿De alguna forma has condicionado el aprecio o cariño hacia una persona, objeto ó situación?. Estoy segura que las respuestas te serán de mucha utilidad y te sorprenderán.

 

Nuestra familia, el contexto, nuestros antecedentes nos enseñan a afrontar el peligro, temer algunas cosas y amar otras. Sin embargo nadie nos orienta con respecto a nuestra “capacidad” ,es decir, todo aquello que forma parte de nuestra personalidad interna, esta energía que nos mueve y transforma en aquello que siempre quisimos ser ó en lo que siempre queremos evitar ser. Nuestra capacidad para ser incondicionales en el amor está en gran parte medida por nuestro instinto y es este quien nos hace reaccionar de formas que nunca pensamos.

Pero ¿Qué pasa cuando nuestra gran capacidad se ve limitada por nuestra impaciencia y la culpa se hace cargo de nuestros pensamientos? No nos sentimos acaso las peores en nuestro gran oficio y para empeorar la situación nos sentimos las únicas en la gran batalla de cargar todo aquello que nos estorba.

 

Seamos madres, las mejores, las peores, las más competitivas, las que opinan todo, las que lo arruinan o lo construyen, las que crean o lo destruyen, cansadas, arregladas, con ganas, sin ganas, con paciencia, sin paciencia, con dolor, con fuerza etc… Seamos nosotras las que nos apoyemos en esta gran tarea en la que, desde mi punto de vista, NADIE tiene la verdad absoluta pero estamos en el camino de encontrarla con un simple fin. ¡Ser las mejores!.

 

Este mes celebremos por todas aquellas están en el intento de ser las mejores, por las que ya son madres de ideas que aún no han gestado, por las que están en el intento y la simple ilusión de serlo les hace tener la fuerza para enfrentarse a todos los tratamientos posibles, dolorosos ó placenteros con un mismo fin, Trascender con un hijo. Celebremos el ya tan cliché “sexo débil” que hoy saca al nuestro país adelante con todos los medios posibles: doble turno, niñeras de por medio, rutinas rígidas ó flexible, salario alto ó bajo, esfuerzo al mínimo ó al máximo, como sea y de donde sea.

Comenzamos un mes lleno de calor desde muchos sentidos: el ambiente con el gran sol de mayo, las familias con la indiscutible reunión del día 10, las escuelas con sus ya famosos festivales para hacernos sentir las más especiales, las tiendas con sus oportunos descuentos, las amigas con las que siempre hay pretextos para reunirse, en fin. Celebremos la lucha ó la victoria diaria de ser mujer y poder llevar en nuestro vientre 9 meses de ilusiones, cansancio, movimientos de pronto extraños y proyectos que no terminan.

Que mayo también traiga como regalo e invitación abrir todas nuestras capacidades de amar en lo incondicional a todos aquellos seres que nos corresponden a la altura de lo que necesitamos y requerimos. Que la palabra incondicional forme hoy parte de nuestro vocabulario para conocernos en nuestra parte más humana y generosa de agradecer lo mucho que nos da la naturaleza y que se queda en nuestra conciencia tomando forma de bienestar y equilibrio emocional.

 

Así que ¡FELICIDADES! festeja y celebra con los tuyos esta gran oportunidad. Tómate el tiempo de dar las gracias a ti misma y a los que están cerca de ti por formar parte de tu historia, porque en el ejercicio del amar las madres solo lo sabemos hacer de una forma: INCONDICIONAL.

 

Elaborado por:

Diana Arreola Torres

Publicado por & archivado en General.

Celebrando a las mamás de la familia Vasconcelos. Un honor poder festejar con canciones, poemas y presentaciones el amor de cada Mamá.

Publicado por & archivado en General.

Los alumnos de quinto de primaria visitaron el H. Congreso Legislativo de Guanajuato,fueron invitados y recibidos por el Ing Juan José Álvarez Diputado Local IX Distrito.
El viaje a Guanajuato forma parte de las actividades y proyectos mediante los cuales los alumnos Vasconcelos experimentan,viven y conocen distintas formas de aprender.